top of page

Cultura de dieta

Actualizado: 21 jun 2023

¿Qué es la cultura de las dietas y cómo cambiar de enfoque?


Es lunes, empiezas a hacer recuento de lo que hiciste y comiste durante el fin de semana, comienzas a sentirte culpable, angustiado, mal contigo mismo; y surge la idea de empezar “la dieta”, hacer ejercicio para “quemar todo lo que comiste” porque si no “vas a engordar”. ¿Te ha pasado? Seguramente sí, y a la mayoría de las personas, también. La razón es por la cultura de dieta y del cuerpo en las que vivimos como sociedad. Dichas culturas nos afectan de maneras diversas en el día a día, por ello te invitamos a conocer qué son, cuáles son sus efectos y recomendaciones sobre un enfoque diferente.


¿Qué es la cultura de la dieta y del cuerpo?


La cultura de la dieta y del cuerpo es el conjunto de valores y creencias que alaban a la delgadez y la apariencia física; considerándose más importantes que la misma salud física, psicológica, emocional y social. Es decir, que la apariencia, tamaño y forma del cuerpo determina el valor y la belleza de la persona; que entre más pequeño es mejor y, hasta más saludable. Este sistema tiene como idea principal que cada individuo tiene control y responsabilidad total sobre su “salud”. De igual manera, promueve la pérdida de peso y el mantenimiento de un peso bajo, moralizando la comida, el cuerpo y la actividad física; con el fin de “aumentar el estatus social”. Aún sabiendo que, cualquier dieta tiene más efectos perjudiciales que positivos y no es sostenible. Detrás de este sistema de creencias está la idea colonial de que un cuerpo delgado y blanco era superior a uno negro y gordo. Además, en las últimas décadas, está detrás una industria billonaria sobre “cómo perder peso y lucir delgado”.

Otra manera más sencilla de definirlas es: la obsesión constante con la alimentación “sana” y el peso corporal bajo para encajar en un estereotipo corporal de belleza específico.



¿Cómo afecta en el día a día?

La cultura de la dieta y el cuerpo permea en casi todas las áreas de la vida y las decisiones que tomamos constantemente. Desde la ropa que escogemos, cuál actividad física realizaremos y cuánto tiempo; qué comeremos, cuánta cantidad, en qué horarios, los establecimientos de comida a los que acudiremos, cuáles productos elegiremos para la lista del súper, entre muchas otras decisiones. Decisiones que nos llevan a llevar a cabo esas conductas que se promueven como, las dietas extremas, actividad física exhaustiva y el consumo de suplementos. Los cuales, pueden ser nocivos para la salud, causando deficiencias nutricionales o patologías más graves a largo plazo.

De igual manera, nos limita a aceptar que el cuerpo cambia con cada etapa de la vida. Por lo tanto, afecta a la auto-percepción del mismo; por sentir que no entra dentro de la definición de cuerpo “ideal”, que no “somos personas ideales ni correctas”. Eso mismo, puede llevarnos a la obsesión, la comparación constante, la afección de nuestra autoestima y una relación desordenada con la comida y el cuerpo. Y, todo lo mencionado en conjunto, puede conllevar el riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria.


¿Cómo cambiar de enfoque?

El primer paso siempre será cuestionarnos e informarnos sobre cómo nos afecta personalmente, para poder decidir lo que requerimos para sanar nuestra relación con la comida y el cuerpo. A continuación te compartimos 10 acciones que te aconsejamos tomar:

  1. Cambiar de enfoque hacia la salud, y no hacia el peso. Por ejemplo, estar más saludable podría ser dormir mejor y comer cuando tu cuerpo te manda señales de hambre.

  2. Seguir cuentas y consumir información que proponga la aceptación del cuerpo, la diversidad, la libertad con la comida, la auto-compasión, etcétera. Y, dejar de seguir cuentas que promueven la cultura de la dieta.

  3. Dejar de lado la evaluación del cuerpo y el valor personal mediante el peso. Comenzar a observar lo que nos hace valiosos más allá de la apariencia física y el número en la báscula.

  4. Parar de compararse con los demás y con el cuerpo “ideal”.

  5. Practicar la bondad corporal y la auto-compasión.

  6. Rodearse de un círculo social con enfoque en la salud y la aceptación de la diversidad.

  7. Descubrir formas para sumar a tu auto-cuidado que no tengan que ver con el peso o conseguir una forma física en particular.

  8. Encontrar una actividad física que disfrutes y realizarla sin la búsqueda de un cambio corporal específico.

  9. Informarte acerca de comer con consciencia plena y ponerlo en práctica.

  10. Acudir con un profesional de salud, ya sea nutriólogo o psicólogo especializado y no peso-centrista, para que te guíe en el proceso.


Referencias

  1. Byrne, C. (2022). ‘Diet Culture’ Isn’t Just About Smoothies and Food-Tracking Apps. SELF. Recuperado de: https://www.self.com/story/what-is-diet-culture#:~:text=Diet%20culture%20is%20an%20entire,and%20responsibility%20over%20their%20health.

  2. Tagle, A. (2022). Diet culture is everywhere. Here's how to fight it. npr. Recuperado de: https://www.npr.org/2021/12/23/1067210075/what-if-the-best-diet-is-to-reject-diet-culture

  3. MyFitnessPatt. (2021). CULTURA DE LA DIETA ¿QUÉ ES “DIET CULTURE”? ¡SOMOS PARTE DE LA CULTURA DE LA DIET SIN SABERLO [Video]. Recuperado de: https://youtu.be/2tq8Pj782o8

  4. Terapify. (2022). Cultura de dieta: ¿Qué es y cómo nos afecta?. Terapify. Recuperado de: https://www.terapify.com/blog/cultura-de-dieta-que-es-y-como-nos-afecta-2/

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page